Rihanna sonrió bajo su cubrebocas al escuchar su nombre en la madrugada del martes, pero dudó antes de pararse. Dos funcionarias del gobierno de Barbados la impulsaron a ir con ellas en un momento crucial en la historia del país. “Puedes venir querida”, dijo a la galardonada con múltiples premiosSeguir Leyendo