A todas las mujeres de Tom Cruise parece pasarles lo mismo. Aunque al principio de la relación con el actor se enamoran y le besan en los photocalls, conforme pasa el tiempo se cansan de sus excentricidades y su afición por la cienciología «religión» de la que es uno de sus más fervientes seguidores. Si Katie Holmes se divorció de él para que su hija Suri no estuviera en contacto con esas creencias, ahora es Nicole Kidman quien recuerda el «infierno» que supuso estar casada con Tom Cruise, según una publicación del diario digital ABC.es. 

Nicole Kidman Tom Cruise CongueroRD (500x281)

En una entrevista a la revista «The Edit», Nicole ha decidido romper años de silencio para hablar sobre su primer matrimonio. Al parecer, la pareja se rompió cuando Tom se «obsesionó» con la cienciología y todo se convirtió en «un infierno». Sin embargo, más difícil que la separación fue la decisión de sus hijos. Isabella Jane y Anthony Connor decidieron quedarse a vivir con su padre.

Kidman, que contrajo matrimonio con Cruise con tan solo 23 años, había reconocido en anteriores ocasiones que era «demasiado joven» cuando dio el paso de casarse. Sin embargo, nunca había hablado de manera tan clara de los problemas que tuvo hasta su divorcio en 2001. En 2006 logró rehacer su vida y contrajo matrimonio con el cantante de música country Keith Urban. La pareja, que pasa la mitad del año en Australia, tiene dos hijas: Sunday Rose y Faith Margaret.

Share Post