Muchas personas se dan la tarea de menospreciar el trabajo de los demás. Sin embargo, está en nuestras manos la decision de si permitimos o no que eso influya de manera negativa en nuestras vidas. No permitas que nadie te haga sentir menos; aprende a valorar tus virtudes y a reconocer tus defectos ¡vales mucho así como eres!

Dios tiene un propósito con cada uno de sus hijos, sé paciente y lucha por alcanzar tus metas, por defender tus ideales; siendo feliz con lo que tienes, mientras te esfuerzas por conseguir lo que quieres.

En este inicio de jornada laboral, Dios te presenta una nueva oportunidad para Sonreír, Mambear y Ser Feliz. ¡Tómala!

 

¡Un bendecido día para todos y todas!

 

images

 

Leidi Alejo

Share Post