El Dia

 

Maestro. Dioni Fernández cree que esta modalidad seguirá aun después de la pandemia. Músicos. Empezaron a grabar a distancia hace unos años, pero de forma esporádica.

SANTO DOMINGO.-Aunque las grabaciones oline o a distancia venían caminando desde hace algunos años, específicamente en Italia y Estados Unidos, la llegada del coronavirus las convirtió en algo obligatorio.

Según el productor musical Dioni Fernández, el coronavirus aceleró mucho más este proceso de grabación, debido al distanciamiento presencial y de alguna forma había que continuar trabajando sin el riesgo de contagiarse.

“Ya hay músicos que tienen en sus casas pequeños estudios de grabación, que pueden hacer un trabajo muy profesional y de esta forma se disminuye el contacto personal y nos quita de estar unos junto al otro”, expresó Dioni.

Esta práctica se hizo más común debido a que todos los estudios cerraron y trompetistas, saxofonistas, bajistas, pianistas, trombonistas, percusionistas y todo tipo de músicos empezaron a dar servicios desde sus casas sin quitarle la profesionalidad a su trabajo.

Expresa Dioni Fernández que la mayoría de estos acomodaron una habitación de la casa, sonorizándola, adquirieron tarjetas de audio de calidad y buenos micrófonos.

“Toda la gama de instrumentación se puede hacer completa sin estar todos en un estudio de grabación. Esto empezó unos años atrás cuando estaban grabando unas baladas de David Bisbal con unos músicos muy buenos de Italia, pero tenían que viajar a Miami y el costo de tickets aéreos era muy alto y encarecía todo.

Más adelante, estos músicos comenzaron a dar servicios online, lo que dio resultados positivos, pero con la pandemia esto se hizo necesario”, refirió Dioni Fernández.

También algunos cantantes dominicanos tienen estudios en sus casas y que recuerde, cree que solo dos o tres músicos tenían esta modalidad antes de la pandemia.

Comodidad
Aunque la gente le ha perdido el miedo al coronavirus, Dioni Fernández opina que esta modalidad se va a mantener, debido a que evita el traslado de las personas a un estudio.

Muchos residen en la zona oriental y deben trasladarse a la avenida Luperón para ir a un estudio y les resulta más económico y menos tedioso hacerlo desde sus casas y mandar la data al productor.

“La calidad de la grabación a distancia no se pierde porque los músicos se han equipado bien. Lo que sí te puedo decir es que es un poco más trabajoso para el productor porque no estamos dirigiendo al músico y en ocasiones tenemos que pedirles que lo haga de nuevo y tiene que pegar este instrumento con el otro, pero al final la calidad es la misma que si estuviéramos en un estudio todos juntos”, concluyó.

afirmó que, aunque no le parece la manera ideal para grabar, mantiene a muchos artistas activos y ganándose el sustento diario y “picando”, tomando precauciones sanitarias. La calidad se mantiene porque estos han comprado tarjetas de alto nivel y no hay diferencia en ese orden.

Share Post