Cuando se anuncie la serie de comedia ganadora del Premio Emmy este domingo, es muy probable que una mujer dé el discurso de aceptación.

Un número sin precedentes de siete comedias nominadas fueron creadas por mujeres, entre ellas la campeona del año pasado “The Marvelous Mrs. Maisel”, “Fleabag” y “Russian Doll”. Contando a “Veep” con Julia Louis-Dreyfus como protagonista y productora ejecutiva, las mujeres dominan la categoría.

Otros programas liderados por mujeres han tenido momentos notables, sobre todo a mediados de los 80 y durante los 90, con éxitos como “The Golden Girls” (“Los años dorados”) de Susan Harris, “Murphy Brown” de Diane English y “Designing Women” (“Diseñadoras”) de Linda Bloodworth-Thomason. Roseanne Barr (“Roseanne”) y Marta Kauffman (“Friends”) fueron parte elemental para las series de comedia que ayudaron a crear.

El que los hombres son el género más chistoso es una idea obstinada. Christopher Hitchens, difunto escritor y provocador intelectual, le dedicó un ensayo al tema en el 2007 en Vanity Fair: “Por qué las mujeres no son chistosas”. Entonces una etapa de crecimiento en los medios llevó a un cambio de actitud, al menos en la industria del entretenimiento.

La adición de servicios de streaming a la TV por cable y de señal abierta generaron una “necesidad desesperada de contenido”, dijo Amy Sherman-Palladino, quien creó “Mrs. Maisel” de Amazon y la produce con su esposo Daniel Palladino. “Hayan querido o no mantenerlo como un club de hombres, esto lo hace imposible”.

Eso es especialmente cierto dado el alcance global de los servicios de streaming y los canales de cable, añadió.

“Necesitas gente diferente contando esas historias, porque de pronto no estás haciendo una propuesta para un solo grupo demográfico. Si quieres ser global, tienes que ser global”, dijo Sherman-Palladino. “Y no sé si se hayan dado cuenta, pero hay muchas mujeres en el mundo”.

Share Post