Raquel Arias, acordeonista y cantante de merengue típico, logró calar en el gusto del público a finales de los años 90 con sus pegajosos temas musicales  y sus cadenciosos bailes.

Pese a su popularidad y éxito económico, esta artista en el año 2002  decidió retirarse de la música secular para entregarse por completo a servir a Dios, congregándose en una iglesia evangélica y de esta forma cantar solo para el señor.

Raquel Arias CongueroRD (600x313)

 

Share Post