Internet-Explorer-Is-Dead

La compañía tecnológica Microsoft anunció esta semana la desaparición de la marca de su clásico navegador Internet Explorer (IE).

Desde 2010, el popular browser de la década de 1990 registra pérdidas importantes de usuarios ante sus rivales como Chrome de Google, por lo que su extinción se convirtió en algo cada vez más cercano.

Microsoft señaló el lunes que la herramienta no solo cambiará de nombre, sino que también será completamente distinto y diseñado desde cero, como el recién anunciado “Project Spartan” incluido en el nuevo sistema operativo Windows 10.

Malware, vulnerabilidades y su lenta transición hacia el mercado móvil son algunas de las cosas que marcan su fin.

1. Problemas de seguridad
Desde hace un tiempo ya que el navegador enfrenta importantes problemas de seguridad que afectan a sus usuarios.

En abril del año pasado, Microsoft lidió con una situación crítica tras descubrirse que un grupo de hackers había aprovechado una falla para instalar un programa maligno a través de IE y tomar el control total de la computadora de sus clientes.

La compañía tecnológica realiza actualizaciones de seguridad en el navegador cada mes para sortear amenazas de seguridad, de acuerdo con una información de este año del sitio PC World.

2. Errores
Los ciberpiratas han sabido aprovechar las vulnerabilidades de Internet Explorer.

De acuerdo con PC World, la firma fundad por Bill Gates desarrolló cerca de 41 parches para reparar fallas en la memoria de IE a inicios de año, de las cuales por lo menos tres eran consideradas críticas, es decir, los atacantes podían aplicar el software malicioso sin siquiera necesitar de la intervención del propietario de la computadora.

El medio especializado en tecnología ZDNet reconoce que Microsoft ha solucionado gran parte de los errores en Explorer, pero su atractivo parece algo irreparable.

3. Obsoleto
En una encuesta realizada por Microsoft y retomada por el medio The Verge se nota que los internautas piden a la compañía que se aleje lo más posible del navegador y la marca Internet Explorer.

El análisis de mercadotecnia arrojó que para los usuarios el navegador parece obsoleto en cuanto a diseño y herramientas para facilitar el desplazamiento por la red.

Durante los últimos años, la tecnológica ha realizado diversas renovaciones y mejoras a Internet Explorer, incluso, en las versiones más recientes apostó al ojo experto de los desarrolladores independientes para hacerlo más atractivo.

4. Baja popularidad
En 2007, IE acaparaba el 80% del mercado de los navegadores, pero hacia 2010, el browser perdió un 50% ante su principal rival Chrome, según datos del sitio de análisis StatCounter

Actualmente tiene un 20.78% de participación frente al 46.08% que pertenece al servidor de Google. Mozilla Firefox aún no logra superar la popularidad de Explorer, pero se mantiene cerca con 17.67%.

5. El mercado móvil
Mientras los navegadores como Chrome se diversifican hacia otras plataformas móviles (iOS y Android), Internet Explorer está limitado a los gadgets que funcionen con el sistema operativo Windows.

La nueva compatibilidad entre dispositivos anunciada por Microsoft con Windows 10 es una oportunidad para que la compañía fortalezca su participación en el mercado fuera de las computadoras.

¿Por qué no debería desaparecer?
El espíritu del icónico navegador deberá vivir todavía en alguna parte del sistema operativo, ya que es parte primordial para las plataformas corporativas que fueron desarrolladas en este browser.

Los representantes de Microsoft afirmaron en la reunión de esta semana que las características de IE vivirán como soporte para evitar que algunas aplicaciones o páginas dejen de funcionar, especialmente, en el sector empresarial.

Otro plus para mantenerlo vivo es la cuestión de los desarrolladores, a quienes recientemente les dio una mayor libertad para diseñar y modificar este navegador de acuerdo a las necesidades de cada uno con una suite avanzada de herramientas, según destaca SD Times.

Share Post