La actriz afirma que siempre le ha sido difícil conseguir papeles

Para la actriz Halle Berry, cuya madre Judith es caucásica y su padre Jerome afroamericano, siempre ha sido difícil conseguir papeles en el cine debido a su color de piel, y aunque ahora con 48 años se haya convertido en una de las actrices más famosas de Hollywood, continúa sintiendo que hay una gran escasez de oportunidades para ella en la industria debido a su raza.

“Siempre lo he pasado mal intentando conseguir papeles [en películas] por ser de color. Así que tengo tantos [papeles] disponibles como siempre he tenido, no hay ninguna diferencia. Cuando tenía 21 años era tan complicado como lo es ahora, que tengo 48. Para mí es lo mismo”, reveló la intérprete al periódico The Guardian.

Hasta la fecha, Halle es la única actriz de color que ha conseguido un Óscar a Mejor Actriz por su trabajo en la película ‘Monster’, aunque está convencida de que solo es cuestión de tiempo que alguien le arrebate el título.

Hale Berry CongueroRD

“Estoy decepcionada [por que no haya más mujeres negras con el galardón]. Aunque inspirada también cuando veo a tanta gente de color haciendo tan buenos trabajos. La calidad y el valor de nuestro trabajo no está determinado por un premio. Me gustaría ver más reconocimientos, por supuesto, pero todos debemos encontrar la victoria en el trabajo, y hacer nuestro arte. La verdadera victoria está en no vender solo historias de gente de color, sino que la gente de color pueda estar en las historias del día a día, para así no decir: ‘Esas son películas para gente negra'”, añadió.
Fuente: Agencias

 

Share Post