Ben Affleck cumple 50 recién casado y tan popular como en los años 2000

EFE

Los Ángeles (EE.UU.)

Actor, director y uno de los hombres favoritos de la farándula, Ben Affleck cumple este lunes 50 años, recién casado con su novia de juventud Jennifer López, preparando su regreso a la piel de Batman y con una popularidad que nada tiene que envidiar a sus inicios en los años 2000.

De aquella época, muchos recuerdan a Affleck como el compañero de Matt Damon en “Good Will Hunting”, con la que ambos ganaron un Óscar al mejor guion original en 1998. Otros asocian su nombre a la dirección de “Argo”, la mejor película de 2013 según esos mismos premios, y no pocos ven en él al misterioso Bruce Wayne de la factoría DC Cómics.

Después de “Batman vs Superman” (2016) y “Justice League” (2017), el actor tiene previsto volver a enfundarse el traje de Batman/Bruce Wayne en dos películas que se estrenarán el año próximo, “The Flash” y “Aquaman and the Lost Kingdom”, esta última en pleno rodaje veraniego. Y es que parece que sus 50 están marcados por los retornos.

Primero, en su faceta de guionista y director, Affleck volverá a reunirse con Damon para rodar una película sobre las negociaciones que hubo detrás del acuerdo por el que Nike y Michael Jordan lanzaron en los años 80 la colección de zapatillas deportivas más vendida de la historia.

Aunque el reencuentro por el que el actor ha recibido más atención es, sin duda alguna, el protagonizado con la cantante, actriz y empresaria Jennifer López.

La pareja se casó discretamente el mes pasado en Las Vegas (EE.UU.) tras esperar su turno en una capilla de matrimonios exprés conocida como “A Little White Wedding Chapel”, donde personalidades como Frank Sinatra y Mia Farrow o Paul Newman y Joanne Woodward también se dieron el “sí quiero” en su momento.

Nadie supo del enlace hasta que López mandó un correo electrónico a sus fans con algunos detalles de la ceremonia. Todo lo contrario al constante escrutinio mediático que, según ella, arruinó su primer noviazgo entre 2002 y 2004.

El propio Affleck habló sobre esto en una reciente entrevista con Los Ángeles Times.

“El hilo común que he encontrado entre las personas que conozco que han cumplido 50 años y son más felices es que han dejado de preocuparse tanto por lo que piensan los demás. Creo que ese es el regalo de esa edad”, explicaba al ser preguntado por su cumpleaños.

Si se predica con el ejemplo, él ha tomado nota: Affleck ha llevado con total naturalidad su reencuentro, la misma con la que meses antes se dejó ver por las calles de Los Ángeles junto a Ana de Armas durante la pandemia de covid-19 y con la que ha hablado de su divorcio con Jennifer Garner y sus problemas de alcoholismo.

En 2018, el actor publicó en sus redes sociales que había completado un tratamiento de rehabilitación por su adicción al alcohol y no tiene problemas en recordar en entrevistas esa etapa ya superada.

“Al final todo el mundo necesita segundas oportunidades”, contó hace unos meses en una entrevista con el programa matinal “Good Morning America”, de la cadena ABC, en la que confesó que ni sus dos Óscar, como guionista o director, ni su renovada popularidad ayudaron tanto a su recuperación como el amor por sus tres hijos.

La conclusión a la que ha llegado en sus 50, aseguró, es que nunca “habrá suficientes películas, éxitos o ‘me gusta’ en Instagram” para “llenarte o hacerte feliz”.