Oscar: Realizadores de “Encanto” recuerdan sus mayores retos

AP – La película “Encanto” representó nuevos retos para los realizadores de Walt Disney Animation Studios no sólo porque transcurre en Colombia o porque se realizó en gran medida durante la pandemia. Incluir y mantener a 12 personajes implicaba que la trama no podía alejarse de la Casa Madrigal y una cantidad abrumadora de trabajo.

“Era mucho para el equipo: 12 personajes, 12 modelos, 12 equipos diferentes, 12 peinados, 12 atuendos diferentes; todo eso tenía que moverse, todo tenía que sentirse real”, dijo Clark Spencer, uno de los productores de “Encanto” y presidente del estudio, en el simposio de las cintas animadas que compiten por el Oscar.

El evento del sábado fue presentado por las gobernadoras de la rama de animación de la Academia, Bonnie Arnold y Jennifer Yuh Nelson, y transmitido en vivo por YouTube desde el Samuel Goldwyn Theater en Beverly Hills, California.

También participaron el codirector de “Encanto” Jared Bush e Yvette Merino, quien como productora de la cinta es la primera latina nominada al Premio de la Academia en la categoría de animación.

Ambientada en Colombia, la tierra del realismo mágico, “Encanto” sigue a Mirabel Madrigal, una adolescente con la frustración de ser la única integrante de su extensa familia sin poderes mágicos. El elenco, liderado por la actriz argentina-estadounidense Stephanie Beatriz, incluye a Diane Guerrero, John Leguizamo, Wilmer Valderrama y Angie Cepeda. Es la primera película de Walt Disney Animation Studios codirigida por una mujer latina, Charise Castro Smith, de origen cubano, y cuenta con música original de Germaine Franco y canciones originales de Lin-Manuel Miranda, ambos latinos nominados.

De cómo surgió la idea de hacer una cinta de Disney basada en Colombia, Bush contó que mientras trabajaba en “Zootopia” (“Zootopía”) con el otro director de “Encanto”, Byron Howard, ambos dijeron que les gustaría que su próximo proyecto fuera un musical, y ese fue “Moana”. Miranda, quien estuvo a cargo de las canciones de esa película, les expresó su deseo de hacer un gran musical latino y Merino agregó que, una vez que comenzaron a trabajar en el proyecto, dos colaboradores de “Zootopia” colombianos sugirieron que consideraran el país suramericano.

Enviaron un equipo de investigación y “nos enamoramos”, dijo Merino. “Es un país tan diverso en cuanto a su gente, su comida”, expresó, afirmando que se dieron a la tarea de representarlo adecuadamente y celebrarlo.

Bush, el director, dijo que la meta entonces era contar una historia específica del lugar y su pueblo, y a la vez darle una “condición humana universal” con la que todos pudieran identificarse. En este sentido, elogió el trabajo de Castro Smith, codirectora y coguionista, por su “verdadera comprensión del realismo mágico y por infundirle a esta historia su propia historia personal”.

“Específicamente a la historia de fondo de la abuela Alma, la forma en que tuvieron que huir de su tierra originaria”, dijo. “Eso era muy importante para ella. Ella siempre dijo que la universalidad viene a través de la especificidad”.

A medida que se fueron adentrando en los personajes, se inspiraron en sus propios arquetipos familiares.

“Generalmente, hay un niño dorado en la familia, uno que lleva la responsabilidad. Cuando yo era niño, mi madre curaba con su comida”, contó. “Básicamente, repasamos la película varias veces, le quitamos la magia y dijimos ‘¿cuál es la historia humana familiar con la que cualquiera se puede identificar?’, y luego volvimos a ponerle la magia y nos aseguramos de que funcionara”.

“Intentamos que, sin importar en qué parte del mundo te encuentres, puedas verte a ti mismo en esa historia”, agregó. “Si eres colombiano, es diferente; hay muchas cosas pequeñas que mucha gente no reconocería, pero que si fueras colombiano verías y dirías ‘eso es para mí’, y eso es muy específico para su experiencia”.

Para Merino, clave de esto fue el trabajo de Franco, la música estadounidense de ascendencia mexicana laureada con el premio Annie como coautora de la música de “Coco”, cuyos créditos como compositora y orquestadora incluyen “Rio”, “The Book of Life” (“El libro de la vida”) y “The Casagrandes” (“Los Casagrande”).

“La conocimos y supimos de inmediato que era la persona perfecta y fue realmente un regalo verla sumergirse en la autenticidad y la cultura”, dijo Merino. Incluso “encargó instrumentos musicales específicos de Colombia… y de algún modo, no sé cómo, consiguió que un coro afrocubano cantara desde Colombia” para una escena.

Spencer, quien en sus más de tres décadas en Disney no había trabajado en un musical, contó que inicialmente pensó que sería más fácil crear la historia en torno a canciones, en este caso de Miranda.

“Pero de hecho fue infinitamente más complicado porque tienes que grabar a toda la gente, y el elenco de esta película es muy grande; tienes que tener coreógrafos, pensar en los movimientos de cámara… Son capas sobre capas sobre capas”, dijo el productor, cuyos créditos incluyen la nominada al Oscar “Wreck-It Ralph” (“Ralph, el demoledor”) y la ganadora “Zootopia”. “Pero les diré que la satisfacción de ver todo esto tomar forma es sencillamente increíble. Esta ha sido una experiencia muy especial”.

“Encanto” compite por el Oscar con “Raya and the Last Dragon” (“Raya y el último dragón”) de Disney Animation Studios, codirigida por el mexicano Carlos López Estrada, así como “Luca”, “The Mitchells Vs. The Machines” (“La familia Mitchell vs. las máquinas”) y “Flugt” (“Flee”), una película danesa sobre un migrante afgano también nominada a mejor documental y mejor largometraje internacional.

La ceremonia de los Premios de la Academia, en su 94ta edición, se transmitirá en vivo el domingo por la cadena ABC a partir de las 8 p.m. de Nueva York (0000 GMT).