Artistas de otras épocas y de otros géneros no urbanos están llenando los lugares en RD